jueves, 10 de junio de 2010

Hidrografía de Vargas


Los sistemas hidrográficos del Estado Vargas, formados por ríos y quebrados, que se convierten en devastadores torrentes a la llegada de las lluvias, con las consecuentes inundaciones que toda la vida han afectado esa zona. Como consecuencia de estas inundaciones se fue formando un festón en sus conos de deyección que originaron estrechas zonas planas, muy fértiles, donde se ubicaron las tribus pobladoras de nuestro Estado-Vargas.
Entre esas tierras mas planas tenemos: Chuspa que posee un río de poco volumen en la actualidad: el río Chuspa; Caruao con el río Caruao, algo más caudaloso y formado por los brazos del río Grande y el Agua Caliente. La Sabana, con su río de muchas aguas conocido como río Panecillo, La Verónica o más comúnmente como río La Sabana.Entre La Sabana y el pueblo de Urama están los pequeños ríos San Juan y Santa Clara, que también se conoce como el río El Revés, y también el propio río Urama de poco caudal. Todasana, cuenta con el río Todasana. Oritapo recibe aguas del río del mismo nombre; igual sucede con Osma , siguiendo luego Los Caracas, con sus ríos El Botuco, que nace en las Tapias con sus tres remales, y el río Paradero, de poco caudal.En Camurí Grande, Naiguatá, Anare, Uria, desembocan ríos que toman el mismo nombre de la población, En Caraballeda, encontramos los ríos Tanaguarenas y San Julián, de mediano caudal. En Macuto, el río San José de Macuto, que nace en Galipán. En La Guaira, la Quebrada de Germana o de Germán, que surgen de Todo Flores y el río Osorio.
En Maiquetía, Quebrada de Mapurite y Algarín y el río Piedra Azul, ya secos de un todo. El río La Pedrera o Curucutí en Mare, casi seco. En Catia la Mar el río El Piache y el río Mamo. En Carayaca, los ríos: Maya, Limón, Petaquirito, Chichirivichi y Uricao. Entre esas zonas planas de bastantes irrigación y excelente capa vegetal, sólo La Guaira y Catia la Mar se consideran como las más áridas, lo cual es producto en el caso de la Guaira, por la mayor cercanía de las montañas al mar, que permiten una gran erosión por parte de los vientos, que inicialmente han herido sus costas desde tiempos inmemoriales, igualmente, al exagerado declive del terreno de la zona. Catia la Mar, con excepción del poblado de Mamo, está compuesto por terrenos erosionados con poca abundancia de agua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada